¿Por qué un Sindicato?


¿Por qué un Sindicato?

Los  Sindicatos cumplen una función específica enumerada en la Constitución, en la que se refleja  su utilidad como una parte de los agentes sociales que intervienen en el proceso negociador o negociación colectiva (art 37)   junto con las asociaciones de empresarios o patronal.  Así pues un Sindicato nace como tal, porque se le atribuyen capacidades específicas que otro tipo de agente/asociación  no puede ejercer, por ejemplo la negociación de un convenio colectivo de ámbito estatal.

Un Sindicato es una  asociación de trabajadores que defienden conjuntamente  sus intereses sociales y económicos. Un Sindicato es capaz de mejorar  las condiciones salariales, laborales etc, del campo profesional en el que actúa, en base a negociaciones y presiones ejercidas por sus afiliados. Esta negociación formaría parte de lo que llamamos negociación colectiva.

El proceso negociador es una de las bases de la existencia de los sindicatos. Es un momento complejo en el que  intervienen diversos factores que hay que tener en cuenta para saber hasta qué punto la capacidad de un sindicato es efectiva en las empresas en las que tiene presencia.  La propia estructura empresarial de un determinado sector, influirá mucho en que las demandas sindicales sean aceptadas. *

La utilidad de un Sindicato  se asocia por tanto, a lo que pueda conseguir en ese proceso. Es por este motivo que cuanta más gente respalde el proyecto, más legitimidad alcanzará en la negociación.  Sus actuaciones no se pueden considerar de oficio, como las que pueden llevar a cabo las instituciones públicas, sino que se fundamentan en la demanda de un colectivo de trabajadores a tener presencia en el actual sistema de negociación. Sin un  Sindicato y el esfuerzo de sus integrantes, no sería posible iniciar  acuerdos “marco”  con rango de ley, como los convenios colectivos donde se fijan las condiciones laborales y salariales de los trabajadores de un determinado sector.

El objetivo principal del Sindicato de Arquitectos, es conseguir un convenio colectivo de ámbito estatal en el que podamos cuantificar de manera justa los trabajos y las responsabilidades  que asumen  los profesionales de la arquitectura en el trabajo diario en los despachos.
Para una profesión como la nuestra, la diferencia entre  un Sindicato y un colegio profesional es la potestad que tiene un Colegio de regular aspectos esenciales de una determinada profesión, sus condiciones  (los colegios son también Administración Institucional, y son una parte del sistema de Administración Pública).  Un sindicato, en cambio, se convierte en un agente informador, defensor y aglutinador de intereses compartidos sobretodo en materia laboral, y no tanto reguladores como los colegios .

*¿Por qué un Sindicato de Arquitectos? Detonantes

Tradicionalmente los arquitectos han sido trabajadores por cuenta propia y el porcentaje de ellos que lo hacían por cuenta ajena, lo hacía en un régimen de colaboración puntual con otros profesionales pero manteniendo su trabajo como profesional libre.
Para que los arquitectos pudieran seguir con sus trabajos personales estas colaboraciones debían  suponer un tiempo limitado al día, con lo que el sistema podía funcionar porque bajo una única cuota de autónomo, el arquitecto llevaba adelante sus proyectos e ingresaba unos extra en concepto de colaboración.
En los últimos años la envergadura y el volumen de trabajo  en los despachos ha aumentado y la colaboración que antes se entendía puntual ha alcanzado la dedicación completa debido al grado de complejidad que los proyectos alcanzan. Además, la aprobación de mayor número de reglamentos a tener en cuenta, y las nuevas herramientas de representación de proyectos ha hecho que aquellos que ofrecen el trabajo, dependan de un equipo redactor  de confianza de mayor tamaño y con mayor asiduidad de comunicación. Esta complejidad añadida  implica también un mayor coste de producción que debe repercutir en  un mayor ingreso en concepto de honorarios profesionales.
Pero es aquí donde se  produce el desfase. Mientras que los costes de producción han aumentado, no se ha sabido acordar un incremento de honorarios que compensen  los costes generados por estos y los que han sufrido en mayor parte este desajuste han sido los técnicos redactores o mal llamados colaboradores. Así, la compensación de esos gastos ha sido cargada a  costes laborales, sin cuantificar lo que realmente es justo que perciban los arquitectos que redactan el proyecto bajo sistemas de medición tipo  coste hora/hombre.
Ante esta situación las respuestas institucionales han sido contundentes: ni palabra. En consecuencia la situación en los estudios españoles  ha  sido de grito al aire y sálvese quién pueda.
La eliminación  de los barremos orientativos  de honorarios provocados por la normativa Bolkestein, la burbuja formativa provocada por las políticas de apertura de nuevas Escuelas de Arquitectura ( 60 en todo el estado/ 3000 nuevos arquitectos por año), la escasa formación social que se imparte en las escuelas,  la falta de interés por analizar y conocer la situación real del sector por parte de empleadores y administraciones y otra serie de motivos,  ha generando un caldo de cultivo estupendo donde criar precarios y parados.

En año y medio  de vida  hemos conseguido visibilizar algunas de las problemáticas del sector.  La necesidad de obtener un convenio colectivo que cuantifique los costes hora/hombre de los trabajadores de los proyectos es urgente. Gracias al convenio colectivo propio para los arquitectos, se podrá determinar el coste real que el empresario puede reclamar como honorarios al proyecto, compensando de esta forma esfuerzos y retribuciones, y a la vez poner nuestro granito de arena para estabilizar el difícil equilibrio social actual. Aunque suene extraño, los arquitectos también tenemos derechos.

Articulo de Pedro Martinez

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: